ATROPELLADA POR SU VEHÍCULO: los hechos

“Muere atropellada por su propio vehículo”, eso leíamos hace unos días en un recorte de prensa. El artículo explicaba cómo sucedieron los hechos.

La mujer de 68 años se había apeado unos segundo para tirar la basura. Encontrándose a punto de tirarla, vio como el coche se dirigía hacia ella, pues no puso el freno de mano. Desgraciadamente, la mujer no estuvo a tiempo y acabó siendo atropellada por su propio coche, falleciendo.

Atropellada propio vehículo

Atropellada propio vehículo

ATROPELLADA POR SU VEHÍCULO: La teoría.

Este trágico accidente sirve de ejemplo para explicar el funcionamiento de las indemnizaciones cuando interviene, en mayor o menor grado, la culpa de la víctima.

Asimismo debe quedarnos claro que para que haya indemnización debe intervenir culpa de un tercero o no existiendo, la carretera estuviera en mal estado (habría que ir vía administrativa y reclamar la indemnización a la compañía de seguros que cubra la responsabilidad civil de la administración). Es decir que si como en el supuesto expuesto es uno mismo el que causa el accidente, no cabrá indemnización.

Cuando interviene un tercer vehículo hay que considerar diferentes escenarios:

  1. Que el otro vehículo también hubiera cometido una infracción. Ej. Ambos coches se saltan un stop.
  2. Que quien lo produce sea el lesionado.
  3. Que la conducta del lesionado hubiera potenciado las lesiones. Ej. No llevando cinturón, freno y me produzco contusiones.

Encontrándonos en el primer caso y probándolo previamente, cabría lo que se llama una compensación de culpas. Lo anterior se trata que de la indemnización total seríamos merecedores de un porcentaje respecto al total. Importante que el caso lo lleve un despacho especializado en accidentes para que el porcentaje de culpa sea lo menor posible y así percibamos una indemnización más alta. No es infrecuente que las aseguradoras exageren ese grado de culpabilidad.

En el segundo y tercer caso, lo más seguro sería que no fueran indemnizados pero siempre es mejor que le de un vistazo un experto para descartar escenarios.

Curioso o polémico es el caso de una sentencia en el que les redujo drásticamente la indemnización a los ocupantes por no haber advertido que el conductor, que más tarde acabó ocasionando el accidente, había bebido.

ATROPELLADA POR SU VEHÍCULO: Póliza de Vida.

Volviendo al tema de la noticia y cambiando de póliza, ¿tendría algún efecto el hecho de que la víctima tuviera un seguro de vida?

Habría que leer muy cuidadosamente el condicionado pero lo más seguro es que la aseguradora rehusara su pago alegando la negligencia como motivo de exclusión. La muerte provocada por la negligencia del asegurado no da lugar a indemnización.

De todas formas el estudio del caso, de las circunstancias del accidente, las lesiones y de sendas pólizas por un abogado especialista en este tipo de asuntos puede hacer que un caso que en un principio la aseguradora lo haya rehusado, acaben ofreciendo alguna compensación a la víctima o a sus herederos. Contacte con nosotros, le resolveremos sus dudas.