A principios del primer trimestre de este año 2018 la RFEC (Real Federación Española de Caza) presentó un recurso en el que planteaba la posible inconstitucionalidad del apartado trigésimo del artículo único de la Ley 6/2014, de 7 de abril, que modifica la disposición adicional 9ª (actual disposición 7ª) de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, el cual regula el régimen de responsabilidad en el caso de atropellos provocados por especies cinegéticas (según comunidad autónoma): ciervo, corzo, gamo, cabra montes, rebeco, arrui, conejo, jabalí, liebre, zorro, lobo, perdiz, codorniz, paloma, tórtola común, etc.

especies cinegéticas (jabalí)

especies cinegéticas (jabalí)

Sin embargo, tras su estudio, la sentencia del Tribunal Constitucional nº 112/2018, de 17 de octubre de 2018, declara qel anterior precepto como constitucional, matizando e introduciendo una novedad. En consecuencia, el régimen de responsabilidad en el caso de atropellos provocados por especies cinegéticas sigue siendo el mismo, a saber:

  • En accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas en las vías públicas será responsable de los daños el conductor del vehículo, sin que pueda reclamarse por el valor de los animales que irrumpan en aquéllas.
  • Será responsable de los daños de un accidente de tráfico el titular del aprovechamiento cinegético o, en su defecto, el propietario del terreno cuando el accidente sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo el mismo día o que haya concluido doce horas antes de aquél.
  • También podrá ser responsable el titular de la vía pública en la que se produzca el accidente como consecuencia de no haber reparado la valla de cerramiento en plazo, en su caso, o por no disponer de la señalización específica de animales sueltos en tramos con alta accidentalidad por colisión de vehículos con los mismos.

La novedad introducida por la sentencia es en el supuesto de que el accidente se haya producido como consecuencia de la irrupción de un animal procedente de determinados terrenos de la administración. En ese supuesto se podrá establecer la responsabilidad de la misma, aunque no se haya producido como consecuencia de una acción directa de caza colectiva.

 

Si usted ha sufrido un accidente provocado por una especie cinegética (jabalí, una de las más comunes) contacte con nosotros.

 

fuente: fundacionartemisan