separacion-de-mutuo-acuerdo-argudo-advocats

Separación de mutuo acuerdo; seguir casados pero no convivir juntos

 

Para que los cónyuges puedan realizar una separación de mutuo acuerdo es necesario que hayan transcurrido al menos tres meses desde la celebración del matrimonio y que se aporte junto a la demanda de separación un convenio regulador que deberá contener una plan de parentalidad en caso de existir hijos menores. El convenio regulador establece todo lo relacionado con la custodia de los hijos y el reparto de los bienes (medidas personales y patrimoniales).

No es preciso que se alegue ninguna causa, sino que basta que uno de los cónyuges manifieste su conformidad de poner fin a su convivencia matrimonial.

El procedimiento judicial es sencillo, rápido, breve y si comparecen ambos esposos bajo la misma representación y defensa procesales (abogado y procurador), relativamente barato. La separación se diferencia del divorcio en que el vínculo matrimonial sigue intacto por lo que ambos cónyuges seguirán estando legalmente casados y si se reconcilian, será necesario un simple escrito para dejar sin efecto la separación, cosa que no pasa con el divorcio, donde su estado civil cambia y pueden volver a contraer matrimonio.

Además, es el procedimiento de menor coste moral para las partes, dadas las circunstancias personales que se dirimen en los mismos: en la mayor parte de los casos, la relación futura entre las partes y entre éstas y sus hijos dependerá del modo en el que se haya tramitado el procedimiento de separación / divorcio, por lo que todos los esfuerzos para alcanzar un acuerdo serán pocos.

En Argudo advocats pondremos a su disposición todas las herramientas de que disponemos para que este proceso sea rápido y se pueda resolver de la manera más ventajosa para usted y su familia.

Buscaremos juntos la mejor salida para que, en el caso de haber niños, éstos no sufran apenas la separación.

 

Al enviar este e-mail usted manifiesta que ha leído y está de acuerdo con nuestra Política de privacidad